Ir al contenido principal

Malas noticias señores de la guerra: Jaime Garzón no ha muerto

Memoria
Por María Méndez
Oficina de Comunicaciones y Derechos Humanos CODH
Fundación Colombia Soberana



¿Qué podríamos decir en este escrito que nadie conozca acerca de Jaime Garzón? podríamos comenzar con que era abogado, pedagogo, humorista, actor, filósofo, locutor, periodista, político, activista y mediador de paz. Pero es un poco vacío. Es más fácil recordarlo como la risa del pueblo que llora  por dentro sus penas.

La Bogotá del año 60 lo vio nacer el 24 de octubre. Tercer Hijo de Ana Deysi Forero Portella y Felix María Garzón Cubillos, quien murió cuando él tan sólo tenía 7 años. Sobre su familia no dijo mucho, pero aún resuenan sus palabras  en el programa 'Yo José Gabriel' cuando el mencionado periodista le pregunta "¿Por qué usted, fue seminarista, su hermana monja y su hermano jesuita?" el, con su mirada de niño, frotando sus manos y con la ternura inconmensurable que lo caracterizaba, responde: "Por que hay una decidida vocación religiosa en mi papá. Entonces creo que mi papá era sacerdote y mi mamá monja, y entonces decidieron leer el versículo de Dios que es 'amaos los unos a los otros' 'Creced y multiplicaos' y se dieron a la tarea" .

Hubo rumores no verificado de su militancia en el ELN cuando tenía 18 años, antes de su ingreso a la Universidad Nacional. Sin embargo, en estos comentarios sale a flote la parte más humana y pacifista de Jaime, pues, siendo un "desastre" (1) en las cuestiones de guerra y convertido en un "despistado trovador guerrillero" (2) descubre que la paz no se alcanzaba únicamente echando plomo.

Fue nombrado Alcalde Menor del Sumapaz en el Gobierno Distrital de Andrés Pastrana. Su trabajo fue notable y estupendo: muy a su estilo promovió esta zona rural y olvidada de Bogotá, construyó un Centro de Salud, pavimentó la única calle que tenía en aquel entonces y mejoró la escuela.

Siempre fue irreverente e inteligente, dos cosas que desconocía el señor Juan Hernandez Célis, entonces Secretario de Gobierno de la Alcaldía Mayor de Bogotá en esa época, que lo destituye con mentirás en el año 89, Jaime Garzón demanda y gana en 1997.

Sobre esto dice, con su humor,  una de esas verdades que extrañamos tanto en este país: que a él lo destituyen de la alcaldía del Sumapaz por "desconocimiento del secretario de gobierno de la Alcaldía... Ellos no conocen el Sumapaz, sobre todo el Secretario, Pastrana ya fue. Pero el Secretario no sabía que en Bogotá entre la Mesa 1 y la Mesa 2, uno abre la Mesa 1 y abre la Mesa 2 en el Páramo la Mesa 1 queda a tres horas de la Mesa 2 y a caballo y toda esa vaina, entonces abrí la 1 y mientras llegaba a la 2 gasté 3 horas y dijo que no estaba en el momento preciso y me despidió. Es que es tal el desconocimiento de la alcaldía que yo le dije una vez que me enviara un Caballo, y nunca me lo dieron por que no sabía si era un bien de consumo o un bien devolutivo. Entonces no conocen, no conocen el país que gobiernan"  (3) 













Su humor y talento hubiera seguido de largo, de no ser que en el 87 Antonio Morales, el director del Noticiero de las 7 (los de nuestra generación se acordarán) supo del Humor del Alcalde del Sumapaz. 

Comienza a dejar una real huella con Zoociedad (1990- 1993),  Quac (1995-1997) y trabajó  en el progama La Lechuza y en el noticiero CM& (1997-1999) año de su muerte, con su último personaje Heriberto de la Calle. Era como la escuela que nos mostraba el verdadero país que teníamos. Nos hablaba de la corrupción, de la narco guerra, de la paz y de la esperanza a pesar de tanta tragedia. Generaciones crecimos aprendiendo que teníamos que reír y luchar, que la bandera será siempre la paz y que se debe llevar con la más hermosa de las sonrisas.

Hablaba de todo, del narcotráfico, de la guerrilla, del establecimiento, de los gringos... de todo, menos de si mismo. Por eso pocos saben que cumplió un papel muy importante en la paz como mediador entre el gobierno y la guerrilla y en la liberación de retenidos, en una comisión autorizada por el gobierno.

Allí encontró un par de enemigos más: Jorge Enrique Mora Rangel, comandante del Ejército, quien acusaba a Jaime Garzón de ser colaborador de las FARC,  como lo denunciaría públicamente en un cóctel el propio Jaime ante muchas personas con poder, entre ellos el Embajador de los Estados Unidos. El otro era Carlos Castaño. Cuando Piedad Córdoba es secuestrada el 25 de mayo del 99, escucha que el Jefe de las AUC lo acusa de lo mismo que lo señalaba el General Mora ¿curioso no?

Pero no eran los únicos que lo amenazaban. Jaime nunca tuvo miedo. Intentó hablar con Carlos Castaño, con el General Mora y solo sabrá Jaime con quien más. Él sabía que lo matarían. Muchas personas dicen que por lo que decía, pero, en lo personal (me permito dar un juicio) creo que fue por lo que no había dicho.

Una de las razones que encontramos para afirmar esto es que él había denunciado que miembros de la XIII brigada del Ejército estaban involucrados en secuestros en Bogotá y vendían a los retenidos a las guerrillas. ¿Qué más sabías Jaime, qué no habías dicho para que las cosas tuvieran este fin?

La clave también está en que 'Don Berna' jefe paramilitar vinculó a los Generales Harold Bedoya, al ya mencionado Mora Rangel y a Mauricio Santoyo y recordemos que Rito Alejo del Río y Plazas Acevedo también están metidos en el crimen.

No creeemos que aquí acabe la lista de personas que complotaron para quitarle la vida. Y nos preguntamos: ¿qué tendrán que ver estos dos videos en todo este embrollo?






El supuesto autor intelectual del homicidio, Carlos Castaño Gil, está muerto. Lo que comenzó a insinuar y lo que no dijo Jaime está en su tumba. Sin embargo para los Colombianos es claro quiénes están detrás de este asesinato. 

 "Me van a matar, hasta mañana tengo plazo de vida" dijo Jaime Garzón a una maquilladora el 11 de agosto. Pum, pum, pum, pum, pum, pum. Seis tiros impactaron a Jaime a las 5:45 el viernes 13 de agosto. Se conmocionó el país, pensamos que nos habían matado la alegría y la esperanza, pero... mala noticia para ustedes señores de la guerra, aún con lágrimas en los ojos sigue viva la esperanza, la alegría, la sonrisa y por supuesto Jaime Garzón.


 Hasta otro escrito... ¡País  gobernado por la oligarquía y el paramilitarismo de mierda!






1. Escrito del Periodista Álvaro García. 
2. Ídem 
3. Última entrevista de Jaime Garzón, programa 'yo José Gabriél'


Comentarios

Entradas populares de este blog

La Masacre de las bananeras

Por Colombia Soberana



"Sucedió el seis de diciembre de 1928, sucedió el seis de diciembre de 1928, Pa' que se olvide es trabajoso, El pueblo lo recuerda Siembre.

Lo que los obreros reclamaban, En forma pacifica ese día, Era solo que la compañía Un salario más digno pagara, Pero de la forma mas macabra El gobierno a los gringos complacía, Por eso es que el ejército a sangre fría Coge al pueblo indefenso y lo ametralla"
Julián Conrado






Como lo dice Julián Conrado en su canción seis de Diciembre, la masacre de las bananeras, aunque no sea una de las primeras en Colombia, es una de las más inolvidables para el pueblo Colombiano. Sucedió el seis de diciembre del año 1928, en la región bananera de Colombia, en el municipio de Ciénaga.



Era Miguel Abadía Méndez, un abogado y político conservador,  el presidente en aquellos años (1926 - 1930) y su  ministro de guerra era Ignacio Renjifo.

Como ahora, la clase política y oligárquica colombiana se arrodillaba ante el gobierno estadounidense y las em…

Masacre estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia (1954)

Memoria Tomado de Sin Olvido


Para el año 1.929, más exactamente el 7 de junio, los estudiantes marcharon por las calles en repudio a la “masacre de las bananeras” y al nombramiento del General Cortés Vargas, como jefe de policía de la ciudad de Bogotá, quien fue el responsable de dicha masacre. Al arribar la marcha cerca del Palacio Presidencial, la multitud fue reprimida con el funesto resultado de la muerte del estudiante de Derecho de la Universidad Nacional, Gonzalo Bravo Pérez. Cuando éste se dirigía al Café Capitolio una bala de la guardia presidencial lo alcanzó por la espalda. 
Una gran manifestación acompañó a su última morada los restos del estudiante, y la magnitud de las protestas lograron la destitución y procesamiento del teniente Cortés Vargas, de los Ministros y militares involucrados.
Desde entonces, el 8 de junio se convirtió en una fecha conmemorativa de uno de los mártires del movimiento estudiantil colombiano y en el año de 1.954, en el marco de su Vigésimo Quinto ani…

Entradas populares de este blog

Testimonio de la única guerrillera sobreviviente del Palacio de Justicia

Crónica Tomada de Las 2 Orillas Por: Clara Helena Enciso | noviembre 06, 2015


Clara Helena Enciso salió confundida en el último grupo de mujeres. De su puño y letra relató en este texto el horror del 6 y 7 de noviembre de 1985
Tratando de dar un poco de luz a los oscuros hechos del Palacio de Justicia elaboro el presente informe que, aunque resumido, pretende dejar en claro los mal intencionados comentarios que a nivel nacional e internacional suscitaron la conducta y moral de quienes participamos directamente en el Operativo.
Seguramente es un episodio que, por lo doloroso, nadie quiera recordar. Sin embargo, para mí sigue siendo muy importante dejar constancia: primero, del heroísmo de los compañeros, heroísmo que rebasó todos los límites; segundo, la posición de Almarales[i] frente a los civiles a quienes protegió y respetó en todo momento; tercero, la irracionalidad de las FFAA arremetiendo sin discriminación contra cualquier indicio de vida dentro del recinto y el irrespeto de los mis…

La Masacre de las bananeras

Por Colombia Soberana



"Sucedió el seis de diciembre de 1928, sucedió el seis de diciembre de 1928, Pa' que se olvide es trabajoso, El pueblo lo recuerda Siembre.

Lo que los obreros reclamaban, En forma pacifica ese día, Era solo que la compañía Un salario más digno pagara, Pero de la forma mas macabra El gobierno a los gringos complacía, Por eso es que el ejército a sangre fría Coge al pueblo indefenso y lo ametralla"
Julián Conrado






Como lo dice Julián Conrado en su canción seis de Diciembre, la masacre de las bananeras, aunque no sea una de las primeras en Colombia, es una de las más inolvidables para el pueblo Colombiano. Sucedió el seis de diciembre del año 1928, en la región bananera de Colombia, en el municipio de Ciénaga.



Era Miguel Abadía Méndez, un abogado y político conservador,  el presidente en aquellos años (1926 - 1930) y su  ministro de guerra era Ignacio Renjifo.

Como ahora, la clase política y oligárquica colombiana se arrodillaba ante el gobierno estadounidense y las em…