Ir al contenido principal

Desaparición forzada de 19 Comerciantes: 27 años de incertidumbre e impunidad

Memoria
Tomado de Movice
Imagen Internet



Se cumplieron 27 años de la desaparición forzada de 19 personas en el Magdalena Medio. El 4 de octubre de 1987, 17 comerciantes salieron de sus hogares en Cúcuta (Norte de Santander) con rumbo a Medellín (Antioquia) para transportar electrodomésticos y productos de miscelánea para la venta. En la tarde el 6 de octubre, luego de ser requisados por militares en el caserío de Puerto Araújo (Santander) fueron desaparecidos forzadamente cerca de la finca “El Diamante”, por el grupo paramilitar de Puerto Boyacá al mando de Henry de Jesús Pérez Baquero.

Álvaro Lobo Pacheco
Gerson Rodríguez
Israel Pundor Quintero
Ángel María Barrera
Antonio Flórez
Víctor Manuel Ayala 
Alirio Chaparro Murillo
Álvaro Camargo
Gilberto Ortiz
Reinaldo Corzo Vargas
Luis Hernando Jáuregui
Luis Domingo Sauza
Rubén Emilio Pineda 
Carlos Arturo Riatiga
Juan Bautista
Alberto Gómez
Huber Pérez
Juan Alberto Montero
José Ferney Fernández

Se cumplen 27 años de la desaparición forzada de 19 personas en el Magdalena Medio. El 4 de octubre de 1987, 17 comerciantes salieron de sus hogares en Cúcuta (Norte de Santander) con rumbo a Medellín (Antioquia) para transportar electrodomésticos y productos de miscelánea para la venta. En la tarde el 6 de octubre, luego de ser requisados por militares en el caserío de Puerto Araújo (Santander) fueron desaparecidos forzadamente cerca de la finca “El Diamante”, por el grupo paramilitar de Puerto Boyacá al mando de Henry de Jesús Pérez Baquero.

Los familiares, preocupados por no tener noticias, organizaron “comités de búsqueda” y viajaron a esa región. Sin embargo, sus esfuerzos fueron en vano. Unos familiares fueron interceptados y amenazados por el mismo grupo paramilitar, obligándolos a salir de la zona; mientras que otros dos familiares, Juan Alberto Montero y José Ferney Fernández, quienes habían salido separadamente corrieron la misma suerte de los primeros 17.

Las investigaciones señalan que los 19 comerciantes desaparecidos fueron asesinados, descuartizados y sus restos lanzados a las aguas del caño “El Ermitaño”, afluente del río Magdalena. Así mismo, que en la época de estos hechos, el grupo paramilitar de Henry Pérez que operaba en la región del Magdalena Medio actuaba con la colaboración y apoyo de diversas autoridades militares de los Batallones de dicha zona, especialmente el Batallón de Bomboná de Puerto Boyacá y la Brigada XIV de Puerto Berrío. Los paramilitares contaron con el apoyo de los altos mandos militares en los actos que antecedieron a la detención de las víctimas y en la comisión de los crímenes en su contra.

Investigaciones e impunidad

Desde octubre de 1987 los familiares de los 19 comerciantes han sido constantes en la búsqueda de verdad y justicia. Después de agotar todas las instancias nacionales, dónde predominó la impunidad total, los familiares decidieron acudir al Sistema interamericano de Derechos Humanos donde se reconoció su caso hasta llegar a la Corte Interamericana de Derechos Humanos. El 5 de julio de 2004, la Corte Interamericana condenó al Estado Colombiano por la desaparición forzada de los 19 comerciantes.

En 2014 se cumplieron 10 años de la sentencia de Corte Interamericana de Derechos Humanos. Sin embargo, el Estado aún no ha cumplido a cabalidad las medidas de reparación en materia de investigación y juicio a los responsables, búsqueda de los restos de las víctimas y atención en salud a los familiares:

. En cuanto a la investigación de los hechos sólo se han proferido condenas contra algunos paramilitares, pero ninguno de los altos militares vinculados y a quienes se les alcanzó a ordenar la detención preventiva en 1996 - como el General Farouk Yanine Díaz, el Teniente Coronel Hernando Navas Rubio, el Mayor(r) Óscar de Jes&uacute! ;! ;s Echandía Sánchez y el Sargento(r) Otoniel Hernández Arciniegas- han sido condenados. Además, en el caso del General Yanine y del Teniente Coronel Navas, las investigaciones precluyeron con razón de su fallecimiento y respecto de los otros militares aún no hay juicio ni condenas.

·En relación a la búsqueda de los restos de las víctimas, en el año 2009 el Estado presentó un “Plan de búsqueda” que no ha arrojado ningún resultado hasta la fecha. De hecho, en estos cuatro años los familiares no han recibido ningún informe por parte de las autoridades y aún los 19 comerci! ! antes continúan desaparecidos.

·En la atención en salud, la Corte ordenó al Estado proveer tratamiento médico y psicológico a todos los familiares desde una perspectiva psicosocial. La corte ordenó también que este tratamiento sea dado de forma gratuita; individual, familiar y colectivamente; en lugares cercanos a su residencia; con el consentimiento de los fam! ! iliares y con atención especializada por parte de las instituciones y el personal. Sin embargo, estas condiciones no se han cumplido, y varios familiares de las víctimas han fallecido sin recibir reparación efectiva en esta materia.

Ante esta situación, los familiares denuncian que 10 años después de la sentencia de la Corte Interamericacana de Derechos Humanos, que condenó al Estado Colombiano por la desaparición y masacre de los 19 comerciantes, las medidas de reparación no se han cumplido plenamente. No existe justificación para que el Estado no haya cumplido con la totalidad de lo ordenado por la Corte, manteniendo los hechos en un estado de impunidad que afecta significativamente a los familiares de las víctimas.

Asimismo, los familiares manifiestan su indignación por la falta de interés de la Fiscalía para cumplir lo ordenado en la sentencia de la Corte Interamericana, como se reflejó el pasado 17 de septiembre de 2014 cuando Generoso Hutchison Lugo, Fiscal 28 de la Dirección de Fiscalía Especializada de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, sin previa justificación desatendió la reunión de seguimiento de la Sentencia a la que habían sido convocados todos los familiares. Los familiares exigen un informe sobre los resultados del “Plan de búsqueda” de los restos de las víctimas, que fue presentado hace cuatro años.

La Comisión Colombiana de Juristas exalta la constancia que los familiares de los 19 Comerciantes han mostrado durante estos 27 años exigiendo verdad, búsqueda, justicia y reparación integral. Seguiremos acompañándoles integralmente y elevando sus voces nacional e internacionalmente.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Malas noticias señores de la guerra: Jaime Garzón no ha muerto

Memoria Por María Méndez Oficina de Comunicaciones y Derechos Humanos CODH Fundación Colombia Soberana


¿Qué podríamos decir en este escrito que nadie conozca acerca de Jaime Garzón? podríamos comenzar con que era abogado, pedagogo, humorista, actor, filósofo, locutor, periodista, político, activista y mediador de paz. Pero es un poco vacío. Es más fácil recordarlo como la risa del pueblo que llora  por dentro sus penas.
La Bogotá del año 60 lo vio nacer el 24 de octubre. Tercer Hijo de Ana Deysi Forero Portella y Felix María Garzón Cubillos, quien murió cuando él tan sólo tenía 7 años. Sobre su familia no dijo mucho, pero aún resuenan sus palabras  en el programa 'Yo José Gabriel' cuando el mencionado periodista le pregunta "¿Por qué usted, fue seminarista, su hermana monja y su hermano jesuita?" el, con su mirada de niño, frotando sus manos y con la ternura inconmensurable que lo caracterizaba, responde: "Por que hay una decidida vocación religiosa en mi papá. Enton…

La Masacre de las bananeras

Por Colombia Soberana



"Sucedió el seis de diciembre de 1928, sucedió el seis de diciembre de 1928, Pa' que se olvide es trabajoso, El pueblo lo recuerda Siembre.

Lo que los obreros reclamaban, En forma pacifica ese día, Era solo que la compañía Un salario más digno pagara, Pero de la forma mas macabra El gobierno a los gringos complacía, Por eso es que el ejército a sangre fría Coge al pueblo indefenso y lo ametralla"
Julián Conrado






Como lo dice Julián Conrado en su canción seis de Diciembre, la masacre de las bananeras, aunque no sea una de las primeras en Colombia, es una de las más inolvidables para el pueblo Colombiano. Sucedió el seis de diciembre del año 1928, en la región bananera de Colombia, en el municipio de Ciénaga.



Era Miguel Abadía Méndez, un abogado y político conservador,  el presidente en aquellos años (1926 - 1930) y su  ministro de guerra era Ignacio Renjifo.

Como ahora, la clase política y oligárquica colombiana se arrodillaba ante el gobierno estadounidense y las em…

Testimonio de la única guerrillera sobreviviente del Palacio de Justicia

Crónica Tomada de Las 2 Orillas Por: Clara Helena Enciso | noviembre 06, 2015


Clara Helena Enciso salió confundida en el último grupo de mujeres. De su puño y letra relató en este texto el horror del 6 y 7 de noviembre de 1985
Tratando de dar un poco de luz a los oscuros hechos del Palacio de Justicia elaboro el presente informe que, aunque resumido, pretende dejar en claro los mal intencionados comentarios que a nivel nacional e internacional suscitaron la conducta y moral de quienes participamos directamente en el Operativo.
Seguramente es un episodio que, por lo doloroso, nadie quiera recordar. Sin embargo, para mí sigue siendo muy importante dejar constancia: primero, del heroísmo de los compañeros, heroísmo que rebasó todos los límites; segundo, la posición de Almarales[i] frente a los civiles a quienes protegió y respetó en todo momento; tercero, la irracionalidad de las FFAA arremetiendo sin discriminación contra cualquier indicio de vida dentro del recinto y el irrespeto de los mis…

Entradas populares de este blog

Testimonio de la única guerrillera sobreviviente del Palacio de Justicia

Crónica Tomada de Las 2 Orillas Por: Clara Helena Enciso | noviembre 06, 2015


Clara Helena Enciso salió confundida en el último grupo de mujeres. De su puño y letra relató en este texto el horror del 6 y 7 de noviembre de 1985
Tratando de dar un poco de luz a los oscuros hechos del Palacio de Justicia elaboro el presente informe que, aunque resumido, pretende dejar en claro los mal intencionados comentarios que a nivel nacional e internacional suscitaron la conducta y moral de quienes participamos directamente en el Operativo.
Seguramente es un episodio que, por lo doloroso, nadie quiera recordar. Sin embargo, para mí sigue siendo muy importante dejar constancia: primero, del heroísmo de los compañeros, heroísmo que rebasó todos los límites; segundo, la posición de Almarales[i] frente a los civiles a quienes protegió y respetó en todo momento; tercero, la irracionalidad de las FFAA arremetiendo sin discriminación contra cualquier indicio de vida dentro del recinto y el irrespeto de los mis…

La Masacre de las bananeras

Por Colombia Soberana



"Sucedió el seis de diciembre de 1928, sucedió el seis de diciembre de 1928, Pa' que se olvide es trabajoso, El pueblo lo recuerda Siembre.

Lo que los obreros reclamaban, En forma pacifica ese día, Era solo que la compañía Un salario más digno pagara, Pero de la forma mas macabra El gobierno a los gringos complacía, Por eso es que el ejército a sangre fría Coge al pueblo indefenso y lo ametralla"
Julián Conrado






Como lo dice Julián Conrado en su canción seis de Diciembre, la masacre de las bananeras, aunque no sea una de las primeras en Colombia, es una de las más inolvidables para el pueblo Colombiano. Sucedió el seis de diciembre del año 1928, en la región bananera de Colombia, en el municipio de Ciénaga.



Era Miguel Abadía Méndez, un abogado y político conservador,  el presidente en aquellos años (1926 - 1930) y su  ministro de guerra era Ignacio Renjifo.

Como ahora, la clase política y oligárquica colombiana se arrodillaba ante el gobierno estadounidense y las em…

Masacre estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia (1954)

Memoria Tomado de Sin Olvido


Para el año 1.929, más exactamente el 7 de junio, los estudiantes marcharon por las calles en repudio a la “masacre de las bananeras” y al nombramiento del General Cortés Vargas, como jefe de policía de la ciudad de Bogotá, quien fue el responsable de dicha masacre. Al arribar la marcha cerca del Palacio Presidencial, la multitud fue reprimida con el funesto resultado de la muerte del estudiante de Derecho de la Universidad Nacional, Gonzalo Bravo Pérez. Cuando éste se dirigía al Café Capitolio una bala de la guardia presidencial lo alcanzó por la espalda. 
Una gran manifestación acompañó a su última morada los restos del estudiante, y la magnitud de las protestas lograron la destitución y procesamiento del teniente Cortés Vargas, de los Ministros y militares involucrados.
Desde entonces, el 8 de junio se convirtió en una fecha conmemorativa de uno de los mártires del movimiento estudiantil colombiano y en el año de 1.954, en el marco de su Vigésimo Quinto ani…