Ir al contenido principal

Un libro y un fusil. Un breve esbozo de la vida de Alfonso Cano

Memoria
Colombia Soberana
Por María Méndez




Alfonso Cano (Guillermo León Saénz Vargas). Nació en Bogotá en el agitado año 48, el 22 de julio. Fue el quinto de siete hijos del matrimonio entre una educadora y un agrónomo conservadores.

Desde joven demostró mucho interés por la lectura, especialmente de historia y política. Estudió Antropología en la Universidad Nacional.  Militó en la JUCO, Juventud Comunista, en donde se convirtió en un líder.

Estuvo detenido varias veces, una de ellas, la que más duró, fue en 1981, cuando allanaron la casa en la que habitaba con su esposa e hijo. Después de año y medio volvió a ser libre, pero su vida corría riesgo. Decide unirse a las filas de las FARC.

En esta organización ascendió  rápidamente por su gran capacidad. Al lado de Manuel Marulanda y Jacobo Arenas llegó a ser una de las figuras más importantes y queridas de esta guerrilla.

Participó en los proceso de paz de Caracas y Tlaxcala en 1991 y 1992. También estuvo en las negociaciones del Caguán, aunque con bajo perfil y fue el arquitecto del actual diálogo en la Habana.

Después de la muerte del comandante en jefe de las FARC, Manuel Marulanda Vélez, en mayo del 2008, el grupo insurgente nombra a Alfonso Cano como el nuevo líder de esta guerrilla por medio de un comunicado leído por Timoleón Jiménez.

El gobierno, a pesar de estar sosteniendo unas conversaciones que darían como fruto el actual proceso de paz con la guerrilla, decide echar a andar la Operación Odiseo, en la cual murió Alfonso Cano.

Sin gafas, desarmado, en estado de indefensión, fue fusilado Alfonso Cano, violando no solo la constitución colombiana "El derecho a la vida es inviolable, no habrá pena de muerte", sino pasando por alto el Derecho Internacional Humanitario, pero sobretodo ignorando la razón y cualquier sentimiento humano.

"¿Por qué no trajeron vivo, por ejemplo, a 'Alfonso Cano', cuando se dieron todas las condiciones de sometimiento de un hombre de más de 60 años, herido, ciego y solo?" pregunta el Arzobispo de Cali Monseñor Darío de Jesús Mosalve ante esta inexplicable muerte. Esa es la pregunta que nos hacemos todos los colombianos que entendemos que la solución a este largo conflicto es política y no militar.

"No se mata con quien se dialoga" han repetido los miembros de la delegación de paz de las FARC-EP, recordándole a Juan Manuel Santos, quien dio la orden del homicidio, que el problema no es solo hablar de paz, el problema es tener la voluntad para materializarla.

Alfonso Cano, un hombre de altas calidades intelectuales que murió intentando construir una plataforma de diálogo que permitiera llegar a un acuerdo para lograr el país que él soñó y que todos merecemos.


Comentarios

Entradas populares de este blog

La Masacre de las bananeras

Por Colombia Soberana



"Sucedió el seis de diciembre de 1928, sucedió el seis de diciembre de 1928, Pa' que se olvide es trabajoso, El pueblo lo recuerda Siembre.

Lo que los obreros reclamaban, En forma pacifica ese día, Era solo que la compañía Un salario más digno pagara, Pero de la forma mas macabra El gobierno a los gringos complacía, Por eso es que el ejército a sangre fría Coge al pueblo indefenso y lo ametralla"
Julián Conrado






Como lo dice Julián Conrado en su canción seis de Diciembre, la masacre de las bananeras, aunque no sea una de las primeras en Colombia, es una de las más inolvidables para el pueblo Colombiano. Sucedió el seis de diciembre del año 1928, en la región bananera de Colombia, en el municipio de Ciénaga.



Era Miguel Abadía Méndez, un abogado y político conservador,  el presidente en aquellos años (1926 - 1930) y su  ministro de guerra era Ignacio Renjifo.

Como ahora, la clase política y oligárquica colombiana se arrodillaba ante el gobierno estadounidense y las em…

Masacre estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia (1954)

Memoria Tomado de Sin Olvido


Para el año 1.929, más exactamente el 7 de junio, los estudiantes marcharon por las calles en repudio a la “masacre de las bananeras” y al nombramiento del General Cortés Vargas, como jefe de policía de la ciudad de Bogotá, quien fue el responsable de dicha masacre. Al arribar la marcha cerca del Palacio Presidencial, la multitud fue reprimida con el funesto resultado de la muerte del estudiante de Derecho de la Universidad Nacional, Gonzalo Bravo Pérez. Cuando éste se dirigía al Café Capitolio una bala de la guardia presidencial lo alcanzó por la espalda. 
Una gran manifestación acompañó a su última morada los restos del estudiante, y la magnitud de las protestas lograron la destitución y procesamiento del teniente Cortés Vargas, de los Ministros y militares involucrados.
Desde entonces, el 8 de junio se convirtió en una fecha conmemorativa de uno de los mártires del movimiento estudiantil colombiano y en el año de 1.954, en el marco de su Vigésimo Quinto ani…

Masacre de estudiantes de la Universidad Nacional

Memoria Colombia Soberana



"La muerte de Chucho 2 no podía quedar impune como tantas [...] En este país a la gente no sólo la matan en las universidades; también en un callejón oscuro; la dinamitan amarrada a un poste en un barrio popular, o amanece tirada, amordazada, en cualquier potrero. Alberto Álava fue asesinado en la puerta de su casa; los hermanos García y los hermanos Sanjuán no se sabe dónde [...]. Algunos decidieron realizar un acto político para reivindicar su lucha, su vida.

Ese 16 amaneció triste, en los ojos llanto, en los pechos ira, al llegar a desayunar en cada mesa un poema y una flor, el uno por la ira, el otro por el llanto, y unos ojos que nos miran, nos vigilan, son muchos ojos que allanan nuestra cotidianidad; al salir de la cafetería, una compañera me abraza y llora: era su mejor amigo, hacía tan poco que habían hablado, cuántas cosas construyeron, cuántas discusiones, cuántas sonrisas.

 10 a.m.: Plaza Che Guevara. Algunas pancartas con la imagen del compañero…

Entradas populares de este blog

Malas noticias señores de la guerra: Jaime Garzón no ha muerto

Memoria Por María Méndez Oficina de Comunicaciones y Derechos Humanos CODH Fundación Colombia Soberana


¿Qué podríamos decir en este escrito que nadie conozca acerca de Jaime Garzón? podríamos comenzar con que era abogado, pedagogo, humorista, actor, filósofo, locutor, periodista, político, activista y mediador de paz. Pero es un poco vacío. Es más fácil recordarlo como la risa del pueblo que llora  por dentro sus penas.
La Bogotá del año 60 lo vio nacer el 24 de octubre. Tercer Hijo de Ana Deysi Forero Portella y Felix María Garzón Cubillos, quien murió cuando él tan sólo tenía 7 años. Sobre su familia no dijo mucho, pero aún resuenan sus palabras  en el programa 'Yo José Gabriel' cuando el mencionado periodista le pregunta "¿Por qué usted, fue seminarista, su hermana monja y su hermano jesuita?" el, con su mirada de niño, frotando sus manos y con la ternura inconmensurable que lo caracterizaba, responde: "Por que hay una decidida vocación religiosa en mi papá. Enton…

La Masacre de las bananeras

Por Colombia Soberana



"Sucedió el seis de diciembre de 1928, sucedió el seis de diciembre de 1928, Pa' que se olvide es trabajoso, El pueblo lo recuerda Siembre.

Lo que los obreros reclamaban, En forma pacifica ese día, Era solo que la compañía Un salario más digno pagara, Pero de la forma mas macabra El gobierno a los gringos complacía, Por eso es que el ejército a sangre fría Coge al pueblo indefenso y lo ametralla"
Julián Conrado






Como lo dice Julián Conrado en su canción seis de Diciembre, la masacre de las bananeras, aunque no sea una de las primeras en Colombia, es una de las más inolvidables para el pueblo Colombiano. Sucedió el seis de diciembre del año 1928, en la región bananera de Colombia, en el municipio de Ciénaga.



Era Miguel Abadía Méndez, un abogado y político conservador,  el presidente en aquellos años (1926 - 1930) y su  ministro de guerra era Ignacio Renjifo.

Como ahora, la clase política y oligárquica colombiana se arrodillaba ante el gobierno estadounidense y las em…

Niña de nueve años fue torturada y asesinada por paramilitares en el 2005 en Santander

Memoria  Tomado de Prensa Rural Por Equipo Jurídico Pueblos  10 junio 2018

En un pueblo del Magdalena Medio controlado por los paramilitares vivió Alida Teresa. Era feliz a pesar del encarcelamiento de su padre (quien fue preso político) y las amenazas contra su familia.
Hoy, hace trece años, Alida Teresa –la niña de cabello ondulado y ojos marrones- fue alcanzada por la crueldad del paramilitarismo promovido desde la V Brigada del Ejército Nacional y un sector de la clase política santandereana. Le arrebataron su niñez, ultrajaron su cuerpo y extinguieron su luz. Nadie pudo evitar que su vida fuera el desagravio de alguien más.
El 9 de junio de 2005 Alida fue desaparecida, torturada y asesinada por criminales que contaron con la protección de miembros de la Policía Nacional de Zapatoca, Santander. Arrancaron la inocencia y sembraron el dolor en todos aquellos que la amaron, que nos contaron su historia, que nos hace recordarla. Tras 12 horas de angustia, el cuerpo sin vida, con signos de t…